LA FÁBRICA DE MEMORIAS

LA FÁBRICA DE MEMORIAS

domingo, 9 de mayo de 2010

Entre el mercurio


Navego entre nebulosas, a 39 grados y en línea de flotación permanente. El viaje entre el mercurio me oprime y mis movimientos quedan limitados, me he vuelto mínima. Mínimamente, todavía respiro, mientras vivo a cámara lenta y los sonidos reverberan a mí alrededor. No encuentro ninguna salida que me lleve a ti. ¿En que parada me dijiste que te encontrabas? Soy despistada y perdí el mapa, lo siento. Dejo que mi voz se vaya, haciendo contrapesos por el hilo rojo, tratando de localizarte.



Después de unos días, las cuerdas vocales, cansadas, han regresado a mí. Me explican que han regalado mil palabras en cada anochecer, creen que alguna de ellas te encontrará para acercarte. Deseando haber llegado a su destino, cierran la puerta antes de irse. El azar, esta mañana, te ha hablado sobre esa mujer que bucea entre mercurio, mientras te espera. Tu curiosidad te ha traído nadando con tu maleta, tu desconocida sonrisa y un ramo de Lirios blancos, mi flor favorita. Llevaba ya algunos años esperándote. Nos miramos horas desde los universos paralelos que nos unen, en el centro de la medianoche. No hace falta nada más, un paso y tomarás mi mano para que te ayude trenzar los filamentos de tus sueños. Suena el timbre y despierto en mi cama. ¿Estás?

No hay comentarios:

Publicar un comentario