LA FÁBRICA DE MEMORIAS

LA FÁBRICA DE MEMORIAS

sábado, 27 de marzo de 2010

Silencios apagados


Por fin se llena todo de primaveras, los silencios apagados poco a poco se van despertando, giran hacía la izquierda, luego a la derecha, un poco perezosos aún. La casa se llena de sonidos y olores conocidos desde hace algunos años. ¿Cuánto tiempo he dormido? Si creyese en los cuentos creería ser protagonista, todavía me siento un poco somnolienta. Logro por fin levantar y me dirijo hacía la cocina, algunos ingredientes hace tiempo que esperan ser cocinados. No todos me sirven, algunos, distribuidos en sus estantes, han caducado. Ahora sí, no me queda más remedio que encomiarlos a que se arrojen al precipicio. Me despido. Desprendida de ellos, sujeto mis utensilios y elaboro uno de aquellos platos, que tanto me gustan, de horas y horas de complicación, de sonidos de trasteo, de batir de alas. Me gusta batir las alas. Sí, decididamente estoy en el entretiempo, bajo a la calle sabiendo que no estás, ni estarás. Ahora ya estoy despierta del todo, un pequeño gesto irriga mi rostro. Sí, sonrío y camino.



martes, 23 de marzo de 2010

Mundus Fugit

Los blogs, como una maraña te invitan a seguir un hilo de enlaces inacabable. Así llego a un blog donde un mundo virtual gira y gira sin parar. En él se han inscrito puntos de luz, que marcan visitas y conexiones. Jugueteo con él durante un lapso de tiempo, lo hago girar más y más deprisa, lo acerco hacia mi, lo distancio hasta que es sólo un pequeño punto. Ese entretenimiento me sugiere lo cerca y lo lejos que nos encontramos las personas en una esfera que gira . ¿Cómo se mueve el mundo? Con la ruedecilla de mi ratón. El planeta virtual se deja mecer por mi.


El mundo vuela, el mundo pasa ante nuestros ojos. Inmediatamente, me viene a la mente un término muy utilizado para invitar al Carpe Diem: “Tempus Fugit” el tiempo que pasa, como las nubes, como las naves, como las sombras. El poeta Virgilio lo utiliza en “Georgias, 3, 284: “Sed fugit interea, fugit irreparabile tempus, singula dum capti cincumvectamur amore" (Pero entre tanto se escapa, huye el tiempo de una manera irreparable, mientras nosotros, atrapados por el amor damos vueltas a las mismas cosas de una en una).


Exactamente, mientras el mundo gira y gira, mientras el globo terráqueo pasa ante mi, el tiempo corre, se escapa por las rendijas del blog. Así nace “Mundus Fugit”, una mezcla extraña entre el tiempo y el espacio del planeta, que no deja de volver sobre sí mismo. Como no soy la única que ocupo ese amplio espacio, me gustaría invitar a todas las personas que quieran colaborar con “Mundus Fugit” a enviar textos, imágenes, vídeos, música en relación a su idea de los mundos huidizos y pasajeros que habitamos.

Este es el nuevo blog:

Mundus Fugit



Para enviar vuestras aportaciones tenéis el correo electrónico: mundofugit@gmail.com

lunes, 22 de marzo de 2010

Funambulismos


Hoy he visto a Antonia caminando sobre el hilo invisible, una vez más. Aspiraba cruzar la densa arquitectura levantada en fortaleza. Se iba deslizando por las finas hebras trenzadas en la utopía de tu mirada. ¿Qué mirada? me preguntas mientras cruzas la calle. La tuya, la que se veló bajo la luz de aquella farola de la esquina, un día de cualquier estación ya pasada. Ríes, y yo lo entiendo, sobrado espacio os separa. Tú, ni siquiera recuerdas su rostro. Pero Antonia colecciona espejismos de un instante. No podría calcular cuantos destellos conserva, archivados en cajas coloreadas. A veces, de vez en cuando, abre una y bucea en un mar de luminiscencia irisada, una hora o dos. Emerge para regalarme un atisbo de fulgor. La miro. Aunque lo intento, no puedo convencerla de que deje de deambular entre imposibles, edificaciones imaginadas en un minuto de calma. Me mira. Se ríe y en un salto de pértiga, vuelve a su inverosímil funambulismo alumbrada por el sol de la medianoche.

jueves, 18 de marzo de 2010

lletrAtura



Amics i amigues,

Ad'ART convida a tots a participar en el projecte literari col·lectiu: lletrAtura.
El que necessitem són les vostres creacions literàries fetes per aquesta ocasió que comencin amb la frase "Et vaig veure al cafè..." i que constin de 100 paraules. Aquests són els únics requisits. Pot ser en català o castellà.
Quan rebem un número suficient de relats, els fondrem en una sola obra. Aquesta es publicarà a través del blog de l'Associació Ad'ART i en paper, distribuïts de forma gratuita en els cafès de Girona.
Els relats poden anar firmats o no, depen de vosaltres.
Envieu els arxius Word o OpenOffice a l'adreça: adartgirona@gmail.com amb la paraulalletrAtura al tema del missatge fins el dia 1 d'abril.
I feu-ho saber als vostres amics!

Gràcies a tothom!

miércoles, 17 de marzo de 2010

Entre puentes y dientes

Hay días en los que Morey resuena en mi cabeza -cerebro, pensamiento-, llámale como prefieras. Resuena, porqué él, la suele concretar, como una ciudad. A veces es la ciudad de la congoja, a veces el lugar donde coinciden todos los mundos posibles. Hoy mi cabeza es el lugar donde coinciden todas sus calles y plazas. Hoy, como muchos otros días he cruzado el puente que separa la ciudad vieja, de la nueva ciudad. Y, en ese cruce de universos, he saludado –como muchos otros días- a una persona que se acercaba a mi. Hoy, pero, he parado, en mitad del puente. Es, sin duda, un punto de encuentro para mi, el cruce de dos espacios, el intermedio. Siempre -en muchas ocasiones para no exagerar-, encuentro a alguien en ese intervalo. Tan sólo se trata de cruzar, de caminar con sol, lluvia o nieve. Avanzar entre una y otra orilla. Sueño asiduamente con puentes –de todo tipo-, los he pintado, simbolizado y cruzado de ciudad a ciudad.

Con ese pensamiento he estado jugando gran parte de la tarde. Justo hasta el momento en que ha empezado a despertar el dolor de mi dientes maltrechos –los odontólogos, ya se sabe-. Estaban insensibilizados con una inyección milagrosa, no he sentido ningún dolor, solo faltaría. Aún así, en el no-dolor, he estado deseando volver a sentir mis labios, mi nariz, mis formas deformadas por un fluido adormecedor. Cuando ha despuntado el primer malestar, he dudado unos minutos, no sé si horas: qué prefiero Mi cabeza, lugar de todos los mundos posibles, no sabía decidirse entre el dolor y la percepción de hallarse fuera de su cuerpo. Han pasado varías horas ya, el dolor poco a poco ha ido desvaneciéndose, a pesar de algún resquicio abierto. Y, en el resquicio, creo que prefiriendo el dolor a la insensibilidad. Aunque es posible que me tome un ibuprofeno para poder dormir.

Hoy mi cabeza, parece encontrar en cualquier nimiedad un mundo posible donde habitar por una cosecha.

viernes, 12 de marzo de 2010

Mi interrogante

Cien días caminando por el interrogante. Sostenido por hilos de color seda anudados con amnesias, se sonríe. Un paso, otro y en el itinerario criptografío en letras doradas, una nueva mirada. Dos pasos, y el hilo rojo reviste de nuevo los andamios. Tres y descubro, debajo de la alfombra, preguntas sin respuesta. Siguiendo la vía, miro los aledaños…¡¡Vaya!! estoy sóla con la incógnita. Frente a frente nos contemplamos, nos examinamos y finalmente, nos descubrimos el sombrero una a la otra, educadamente. Sostengo, entre malabarismos, el camino que me lleva a tu abrazo y apago la luz.

sábado, 6 de marzo de 2010

Mariposas que vuelan

Debería hacer calor aquí adentro, cubierta por la trasparente seda, pacientemente tejida. Debería hacer calor, pero siento frío. Crisálida en la oquedad rugosa rememoro lo no nato, entelada la visión no alcanzo a vislumbrar, no logro.. ¿Cuánto tiempo se necesitará para salir de aquí? ¿No son demasiados años?

Lucho contra los filamentos que me traban, combato una, dos, tres batallas perdidas. En ofensiva contra mi misma, tan sólo logro quedar más y más atraída por la maraña protectora.

Probaré a deslizarme, lentamente, suavemente evaporarme. ¿Dispersarme?

Así, me desvanezco entre la bruma de la primavera y siento el calor de tu mirada. Mariposas que vuelan. Franqueas el umbral de la noche pausadamente y la originaria risa cruza corriendo bajo la puerta, inscribes tu piel en la mía y nuestros perfiles juegan a las sombras chinas. Esbozamos mariposas que vuelan sobre la pared blanca. Una y otra vez, hasta que rompe el día y así me duermo suave, recorriendo, perfilando, apurando todavía los últimos instantes de luz.

Mariposas que vuelan.

lunes, 1 de marzo de 2010

En resposta..

Estimada amiga, em fas preguntes que m'obliguen a formular-me i formular-te noves qüestions. I, encara així, no sé si et servirà de resposta. En primer lloc, què significa estimar?. És difícil contestar això, jo només puc parlar des de la meva experiència, puc arribar a copsar -i tan sols copsar- les teves inquietuds, com a vegades em passa amb les meves. Algunes de les qüestions que et proposo han guiat més d'una decisió, han fet canviar més d'una direcció.

Estimar és mirar a la persona que tens al costat com aquella amb la que has decidit compartir part de la teva vida, que t'acompanya en aquest garbuix vital. Indubtablement, la nostra vida és un garbuix, sempre amb una veu nova. Convocades per les muses, a vegades imparables, encara que vulguis impossible renunciar; ens apagaríem lentament, suaument fins a esvair-nos en el no-res. T'acompanya en aquest garbuix?

Estimar és un verb en el que el compromís -pres amb llibertat- està present. Estimar vol dir créixer, fer-se gran dia a dia; poder descansar, de tant en tant, de tu mateixa perquè saps que l'altra persona acollirà les teves pors, els teus dubtes. Estimar és el desig redescobert -en diferents variants-; viure, sens dubte, l'enamorament. És aquest el confort de la seva companyia?

Què és allò el que l'anima i el cor et crida seguir? Un desig que t'allunya de la tranquil·litat, és tranquil·litat? o que t'apropa a tu mateixa?

Per acabar, un text que m'agrada molt i he utilitzat en més d'una ocasió, sobre què és això d'estimar:


Y hubo que aprender a amar, costosamente siempre: luchar contra el temor a no ser reconocido por el otro, contra las épicas personales, contra el miedo a no ser amado y las culpabilidades, las dudas, las revanchas.
-Luchar contra la inmundicia sobre la que crece esa quebradiza Flor de Invierno que es el amor”.(MOREY,M. Camino de Santiago)